p>

Hongo-manía: desde Hermes apostando por eco-alternativas al cuero, hasta Stella McCartney que dedicó su colección SS22 a las setas, los hongos están viviendo su momento. En los últimos tres meses, el interés en artículos que contienen la palabra clave «hongo» ha aumentado en un 37 %.

Novias sin boda: con JLo y Cardi B en los AMA como inspiración, los velos para ocasiones especiales (+ 54 %), los tules (+ 43 %) y los bustiers y corsés de boda (+ 28 %) han comenzado a ponerse de moda entre quienes quieren vestirse de novia sin tener casarse.

Supervivencia: el miedo a una nueva recesión, la incertidumbre geopolítica y las crisis forman parte de nuestras vidas, lo que hace que la estética de supervivencia vuelva a cobrar impulso. Los chalecos de piel de oveja (+ 67 %), las gabardinas de cuero (+ 32 %) y los pantalones cargo (+ 25 %) experimentaron una gran demanda desde diciembre, por lo que esperamos que esta tendencia continúe a lo largo de 2022.

Vuelta a los 2010s: a medida que las búsquedas de vaqueros de talle bajo continúan creciendo (hasta un 58 % interanual) predecimos que las cadenas gruesas, tops ‘popcorn’, minifaldas de cintura baja y ropa de playa crecerán en demanda. También se espera que vuelva la estética de «indie sleaze”, con un aumento constante de menciones en redes sociales para el término. Desde noviembre, los vaqueros pitillo (+ 20 %), las botas con plataforma (+ 48 %), las blusas transparentes (+ 35 %), los vestidos ‘naked’ (+ 60 %) y las piezas de PVC (+ 20 %) han encabezado las listas de los compradores.

Siluetas XL: puede que los largos mini definan la temporada actual, pero las líneas maxi volverán para la próxima. «De gran tamaño» y «maxi» ya se encuentran entre las palabras clave más populares cuando se buscan vestidos, mientras que las búsquedas de «camisas grandes” crecieron un 8 % en los últimos dos meses.

Lujo silencioso: mientras el mundo de la moda espera el regreso de Phoebe Philo, esperamos que crezca la demanda de piezas minimalistas. Desde noviembre, se ha registrado un aumento en las búsquedas de tonos neutros (+ 34 %), camisas blancas (+ 40 %), mocasines de cuero (+70 %) y pantalones de traje de pierna ancha (+ 25 %), todos apuntando a un enfoque del lujo más discreto.

Multifunción: lo práctico seguirá siendo clave. La tendencia se hace palpable en la subida en interés de materiales técnicos y piezas futuristas que se pueden transformar fácilmente mediante cremalleras (+ 35 %), cordones (+ 47 %), capas (+ 16 %) y bolsillos (+ 22 %). Las chaquetas y prendas de punto con bufandas integradas también aumentaron un 48 % en las últimas 6 semanas.